lunes, 26 de enero de 2009

Un nuevo BMW utiliza agua como combustible




Un típico prejuicio con respecto a los automóviles impulsados por fuentes de energía alternativas, es que resultan mucho más lentos y aburridos que los modelos con motores a nafta o diesel; pero los tiempos han cambiado y eso ya no es así. Aquí les presento un modelo de BMW, el 750 HL el cual está provisto de un motor que se alimenta de hidrógeno, el vehículo de apariencia convencional, combina las energias solar, eólica e hídrica.


La combustión se produce gracias al hidrógenoátomo con un protón y un electrón, que al entrar en contacto con el aire hace explosión y ésta mueve los cilindros.
El residuo expedido por el automóvil es vapor de agua, lo cual nos asegura un paso a la atmósfera ecológico, en lugar de los no deseados monóxidos y dióxidos de la combustiónoxidación rápida de una sustancia tradicional.
En la actualidad las reservas de petróleo son limitadas, lo que obliga a buscar alternativas en materia de combustibles, de esta manera la empresa da un buen paso digno de imitar. Alcanza una velocidad superior a los 200 km/h.
Su aceleración de 0 a 100 km/h es de 9 segundos. Además posee todas las características de un modelo tradicional en carga, habitabilidad y tamaño. El la carrocería del automóvil se puede leer "clean energy" (energía limpia), y realmente el BMW 750 HL cumple con su slogan.

video

CAMBIO DE POLÍTICAS AMBIENTALES EN ESTADOS UNIDOS



A partir de la asunción del nuevo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, parecería que el país del norte, uno de los que más contribuyen al calentamiento global, está dispuesto a cambiar su posición con respecto a este tema.


Mirá los proyectos presentados, en el día de hoy, por Obama con respecto a lo prometido durante su campaña:



http://www.losandes.com.ar/notas/2009/1/26/un-405101.asp



lunes, 5 de enero de 2009

miércoles, 10 de diciembre de 2008

COLABORANDO EN LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Nuestra vida debe ser no agresiva con el ambiente, tratando de no emitir gases en exceso que aceleran el calentamiento del planeta.

No derrochar energía. No contaminar.

Les presento a una familia "ecológica", que se transforma en un grupo de "superhéroes" que colaboran con la protección del medio ambiente.


video

¿Pensaste qué cosas de tu vida diaria puedes modificar o mejorar para no contribuir al calentamiento global?




ENTENDIENDO AL EFECTO INVERNADERO

El efecto invernadero es causado por ciertos gases que circulan de manera natural (como quien no quiere la cosa) en la atmósfera de nuestro planeta. La concentración de estos gases se ha visto afectada en las últimas décadas como producto de nuestro estilo de vida y al desarrollo industrial trayendo como consecuencia al tan nombrado ‘efecto invernadero’.

Guía gráfica gracias a nuestros amigos de la BBC:
http://www.bbc.co.uk/worldservice/images/2005/02/greenhouse_player_spa.swf?

EL PAPEL DEL DIÓXIDO DE CARBONO EN EL EFECTO INVERNADERO



¿Qué es el efecto «invernadero»?


Cuando decimos que un objeto es "transparente" porque podemos ver a través de él, no queremos necesariamente decir que lo puedan atravesar todos los tipos de luz. A través de un cristal rojo, por ejemplo, se puede ver, siendo, por tanto, transparente. Pero, en cambio, la luz azul no lo atraviesa. El vidrio ordinario es transparente para todos los colores de la luz, pero muy poco para la radiación ultravioleta y la infrarroja.
Piensen ahora en una casa de cristal al aire libre y a pleno sol. La luz visible del Sol atraviesa sin más el vidrio y es absorbida por los objetos que se hallan dentro de la casa. Como resultado de ello, dichos objetos se calientan, igual que se calientan los que están fuera, expuestos a la luz directa del Sol.
Los objetos calentados por la luz solar ceden de nuevo ese calor en forma de radiación. Pero como no están a la temperatura del Sol, no emiten luz visible, sino radiación infrarroja, que es mucho menos energética. Al cabo de un tiempo, ceden igual cantidad de energía en forma de infrarrojos que la que absorben en forma de luz solar, por lo cual su temperatura permanece constante (aunque, naturalmente, están más calientes que si no estuviesen expuestos a la acción directa del Sol).
Los objetos al aire libre no tienen dificultad alguna para deshacerse de la radiación infrarroja, pero el caso es muy distinto para los objetos situados al sol dentro de la casa de cristal. Sólo una parte pequeña de la radiación infrarroja que emiten logra traspasar el cristal. El resto se refleja en las paredes y va acumulándose en el interior.
La temperatura de los objetos interiores sube mucho más que la de los exteriores. Y la temperatura del interior de la casa va aumentando hasta que la radiación infrarroja que se filtra por el vidrio es suficiente para establecer el equilibrio.
Esa es la razón por la que se pueden cultivar plantas dentro de un invernadero, pese a que la temperatura exterior bastaría para helarlas. El calor adicional que se acumula dentro del invernadero - gracias a que el vidrio es bastante transparente a la luz visible pero muy poco a los infrarrojos -, es lo que se denomina "efecto invernadero".
La atmósfera terrestre consiste casi por entero en oxígeno, nitrógeno y argón. Estos gases son bastante transparentes tanto para la luz visible como para la clase de radiación infrarroja que emite la superficie terrestre cuando está caliente. Pero la atmósfera contiene también un 0,03 por 100 de dióxido de carbono, que es transparente para la luz visible pero no demasiado para los infrarrojos. El dióxido de carbono de la atmósfera actúa como el vidrio del invernadero.
Como la cantidad de dióxido de carbono que hay en nuestra atmósfera es muy pequeña, el efecto es relativamente secundario. Aun así, la Tierra es un poco más caliente que en ausencia de dióxido de carbono. Es más, si el contenido en dióxido de carbono de la atmósfera fuese el doble, el efecto invernadero, ahora mayor, calentaría la Tierra un par de grados más, lo suficiente para provocar la descongelación gradual de los casquetes polares.
Por ello que el incremento desmedido de CO2 de la actualidad, sumado al ciclo del carbono generan un constante incremento de este gas que en cantidad deja de ser útil y se convierte en una amenaza hacia la atmósfera.Así es como un incremento de dióxido de carbono se viene produciendo constantemente en los últimos años y provoca como consecuencia ser uno de los causantes principales del desorden ambiental de hoy en día.